Autor Tema: Osakidetza distribuirá 400.000 mascarillas y 3.000 batas entre los sanitarios  (Leído 110 veces)

Desconectado marga410+

  • Uno de la Familia
  • *****
  • Mensajes: 5789
  • Karma: 219
https://www.diariovasco.com/sociedad/salud/osakidetza-distribuira-400000-20200320160308-nt.html

La falta de equipos de protección para el personal sanitario está obligando a los profesionales a reutilizar mascarillas y a apañarse trajes protectores de forma rudimentaria. El director de Planificación Sanitaria de Osakidetza, Mikel Sánchez, ha explicado este viernes que proveer de todo el material adecuado al personal «es algo prioritario para nosotros» y que la escasez no es una cuestión de voluntad ni de capacidad económica, si no que ésta afecta «a todo el mundo». De hecho, ha añadido que ya se ha recibido un envío de 400.000 mascarillas y de 3.000 batas protectoras que «ya se están repartiendo entre el personal sanitario».

Hay que señalar que en Euskadi funciona la principal fábrica de mascarillas autofiltrantes de España, que produce en Zamudio 16.000 mascarillas cada día de alta eficacia contra el coronavirus de las clases FPP2 y FPP3. Esta empresa había comprometido con el Gobierno Vasco la mayor parte de su protección diaria al menos hasta junio. El Gobierno Vasco era después el encargado de distribuir el material entre los distintos departamentos. «Hemos tenido que repartir a sanitarios, centros sociosanitarios y a la Ertzaintza», explicó el jueves la consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga. Desde Euskadi, parte del material también se desvió a otras comunidades que lo necesitaban, explicó.

Desde que se decretó el estado de alarma, explicó, el contexto cambió y se establecieron mecanismos centralizados de compra, aunque las comunidades siguen teniendo competencia para adquirir sus propios suministros, según el Centro Coordinador de Emergencias y Alertas. La producción de los proveedores locales sigue en Euskadi, según explicaron los portavoces del Departamento. El problema, destacaron fuentes de Salud, es que hay «una gran demanda sobre materiales médicos y de protección. Ha habido un aumento de necesidades. Euskadi por el momento se mantiene con el material que ha contratado por medios propios», apuntaron ayer las mismas fuentes.

Osakidetza ya había pedido la reutilización de mascarillas y está racionando el material de protección, que se encuentra bajo llave en los hospitales y otros centros sociosanitarios. La escasez ya ha hecho rebajar las exigencias de seguridad en el protocolo de atención a pacientes por Covid-19. En el protocolo del 28 de enero se explicaba que el transporte sanitario de casos sospechosos o confirmados debía realizarse con bata impermeable de manga larga, mascarilla FFP2, guantes de caña larga y protección ocular de montura integral. En la última versión del protocolo, el del día 16, se pide que se use «mascarilla quirúrgica o FFP2 si hay disponibilidad y siempre asegurando la existencia de stock suficiente para las situaciones en las que esté indicado su uso». Mientras, en los procedimientos médicos sobre la vía aérea, como la intubación traqueal, el lavado bronco-alveolar, o la ventilación manual, todos los presentes en la sala debían llevar una mascarilla de alta eficacia FFP3. Ahora, solo se pide «una mascarilla autofiltrante FFP2 o preferiblemente FFP3 si hay disponibilidad».

La escasez de mascarillas golpea a las ambulancias, sobretodo a la Red de Transporte Sanitario Urgente, que están recogiendo a pacientes que después acaban resultando positivo en la prueba que les practican en los hospitales. El problema también se extiende a los geles desinfectantes. La escasez hace que utilicen agua con lejía. Hasta la semana pasada, explican fuentes del sindicato USO, el personal que se enfrenta a las emergencias en los domicilios ha estado utilizando «mascarillas de papel de fumar». Han estado afrontando los casos sin el material adecuado, con mascarillas quirúrgicas, que no se consideran EPIS, y acudiendo sin las reglamentarias batas. Además, denuncian que tienen que lavarse la ropa en casa, algo contrario a la instrucción realizada por Osalan. La mayoría de los sanitarios está optando por acudir a las lavanderías, ya que solo las temperaturas superiores a los 60 grados centígrados son capaces de desinfectar bien los trajes.

En Euskadi funcionan 79 ambulancias de servicio vital básico y servicio vital avanzado, de las cuales aproximadamente la mitad están adscritas a Bizkaia. Ya el lunes, comenzó el reparto de mascarillas tipo FFP2, autofiltrantes, las segundas mejores para contener la transmisión. Se han repartido 10 por ambulancia y la instrucción es que las cuiden y reutilicen hasta que llegue el siguiente reparto. «Si las utilizaramos correctamente, deberían agotarse en un día, pero la orden es reutilizarlas y ponemos por encima mascarillas quirúrgicas», explicaron. «Todo nos lo dan con cuentagotas», denunciaron. La falta de mascarillas, explican, también está afectando a los ambulatorios. En el sector de las residencias públicas, las mascarillas están bajo llave para cuando haya casos, aunque también son quirúrgicas, según las trabajadoras. «Todas deberíamos ir con protección adecuada a atenderles, estamos exponiendo a los residentes constantemente».

SOS IT Txartela


 


Powered by EzPortal